fbpx
¿Qué es, cómo se aplica y cuáles son las soluciones de la Estructura de Precios por Niveles?

¿Qué es, cómo se aplica y cuáles son las soluciones de la Estructura de Precios por Niveles?

Estás decidido a paquetizar tus servicios creativos, pero no tienes ni idea qué precios poner.

¡Genial, un gran paso!

Lo único que te voy a decir con respecto al precio es que, sí o sí, tienes que poner precios premium por tus servicios. Tienes que subir tus precios.

Precios premium significa que:

  • Tendrás menos clientes.
  • Más atención para cada cliente.
  • Mejores resultados.
  • Mejor prueba social que atrae más clientes.

Los precios lowcost te condenan a desaparecer. Solamente es cuestión de tiempo. Recuerda que tú no eres Amazon o mejor dicho Envato.

Los precios premium te permiten ofrecer mayor calidad y aumentar el valor que perciben tus clientes por tus servicios.

Aclarado esto, vamos al tema, porque hoy no quiero hablarte del precio sino de la estrategia que debes seguir para ofrecer tus servicios.

¿Qué es la Estructura de Precios por Niveles?

Sin duda, la estrategia que mejor funciona a la hora de establecer los precios de tus servicios creativos paquetizados es la Estructura de Precios por Niveles.

Por ejemplo, cuando quieres contratar los servicios de Netflix, la plataforma te presenta un plan de precios Básico, Estándar y Premium. Es el mismo servicio, pero adaptado a todos sus públicos.

Evidentemente, a medida que aumenta el precio del servicio se van incluyendo más características. Esto aumenta el valor percibido por los clientes, pero en esencia, el servicio es el mismo (películas o series en streaming).

Esta misma estrategia es lo que tienes que utilizar tú con tus servicios creativos.

Ofrecer a tus potenciales clientes varias opciones, diferenciándolas por niveles según las características que incluyas en cada una de ellas.

¿Cómo aplicar la Estructura de Precios por Niveles a tus servicios creativos?

Lo primero que tienes que hacer para establecer esta estrategia de precios es definir cuál es tu solución principal.

Para encontrar esta solución tienes que cruzar varios factores:

Demanda + Tiempo + Esfuerzo

La solución resultante de este cruce será: el servicio que más te solicitan, que realizas más rápido y con el mínimo esfuerzo. Obviamente, ofreciendo el máximo valor. 

Una vez que tienes localizada tu solución principal, si le añades características tienes tu solución Premium. Al contrario, si le eliminas características tienes tu solución Básica.

Tener una monosolución te posicionará rápidamente como un referente a la hora de solventar este problema. Pero es importante que te centres en esta única solución, que vayas mejorando día tras día esta única solución y comuniques a tu público esta única solución.

¿Cómo aumentar el valor percibido por nuestro servicio?

Lo más habitual cuando alguien quiere aumentar el valor percibido por sus servicios creativos es ofrecerle al cliente un mayor número de piezas. Lo cual se transforma en muchas más horas de trabajo, más reuniones, más dolores de cabeza.

Sin embargo, existen otras fórmulas para que tus clientes perciban mayor valor por tus servicios, sin tener que volverte loco trabajando:

  • Reducir el tiempo de entrega
  • Más posibilidades de personalización
  • Mayor número de revisiones
  • Incluir una sesión de consultoría
  • Añadir un tutorial

Para que el cliente perciba mayor valor en tu oferta es importante que presentes inicialmente la mejor opción que tienes para él. La más cara.

De esta forma, afianzarás en su mente mayor valor y si escoge una inferior que sea porque, simplemente, no le alcanza el presupuesto. Ayuda a que los clientes inviertan más de lo que inicialmente tenían pensado porque claramente ve que recibirá más valor por lo que está contratando.

Las diferentes soluciones en la Estructura de Precios por Niveles

Servicio Básico < Servicio Principal > Servicio Premium

La idea es ofrecer un único servicio creativo, al que si le vas sumando o restando características, podrás aumentar o disminuir el valor y, por lo tanto, el precio.

La opción Básica, la que tienes un menor número de características es tu opción mínima viable. Esto significa que para que comiences a mover el culo tendrán que contratar como mínimo esta opción. Y no es negociable.

Este producto funciona muy bien para detectar los clientes que NO te interesan. Cuando intentan negociar la solución básica, ALARMA, ese cliente no te interesa.

Por orden de precios, la siguiente opción es la intermedia. Es tu solución Principal, en la que centrarás todos tus esfuerzos por vender.

Y la última opción es la Premium. La solución en las que aportas mayor valor percibido por el cliente. Esto puede deberse a:

  • Mayor rapidez en la entrega
  • Mayor calidad
  • Mejor experiencia percibida por el cliente

Al ofrecer este abanico de posibilidades, el cliente podrá adaptar el presupuesto que tiene disponible para su proyecto.

Ahora te toca a ti. ¿Has probado esta estrategia en la venta de tus servicios creativos? ¿Has notado las ventajas en el día a día de tu negocio? Déjame conocer tu opinión en los comentarios.


Join the Conversation