fbpx
¿Por qué no debes cobrar por horas tus servicios creativos, qué es paquetizar o productizar un servicio y cuáles son sus principales ventajas?

¿Por qué no debes cobrar por horas tus servicios creativos, qué es paquetizar o productizar un servicio y cuáles son sus principales ventajas?

¡Sí, has escuchado bien! Cobrar por hora no es bueno para tu negocio de servicios creativos.

Con esto, no quiero decir que no debas conocer esta cifra. Todo lo contrario.

Saber cuánto cobras por hora es imprescindible para tu negocio, simplemente de forma interna, para poder realizar un cálculo del coste de la producción de tu trabajo. Pero no implica que tengas que comunicarle a tus clientes el precio y el número de horas que dedicas a un proyecto.

En cualquier negocio serio, los costes de producción no son iguales a los precios.

A esta tarifa por hora, tendrás que sumarle tu margen de ganancia. Como en cualquier negocio rentable.

De esta forma, te aseguras que no pierdes dinero a la hora de realizar un trabajo.

Por qué crees que a un cliente le va a interesar saber el número de horas que dedicas a un trabajo y, por encima, que tenga que fiarse de que el desglose de horas que le has pasado sea cierto.

Cualquier cliente de este mundo, prefiere saber el precio final de antemano y no llevarse ninguna sorpresa al final. Seguro que tú, como cliente, también lo prefieres.

Por ejemplo, por qué crees que servicios como Uber han tenido tanto éxito frente a los taxistas de toda la vida.

Cuando entras en un taxi, no tienes ni idea de cuánto va a ser el precio final. Sin embargo, cuando entras en Uber, antes de arrancar el coche, ya sabes cuánto dinero vas a gastar.

Además de conocer el precio final del servicio, otra razón de peso por la que no debes cobrar por hora tus servicios creativos es porque le resta valor a tu trabajo.

Es decir, que a medida que pasa el tiempo, mejor eres en tu trabajo, más rápido conseguirás hacerlo, pero cobrarás menos.

Cuanto mejor eres, menos cobras. Es un sin sentido.

De manera, que todos sabemos lo que suele suceder. Se inflan las horas.

No es sano para nadie. Ni para el cliente, ni para ti. ¡No se puede cobrar la creatividad por horas!

No se puede valorar un trabajo creativo, por el número de horas invertidas en su desarrollo.

La repercusión que estas ideas tengan en el negocio de nuestros clientes, es muchísimo más importante que el tiempo que hemos invertido en la creación.

Es mucho mejor cobrar por proyecto que cobrar por hora.

Pero mejor que cobrar por proyecto es cobrar por servicio paquetizado.

Sin duda alguna, productizar o paquetizar tus servicios es la mejor forma que existe para cobrar, desarrollar y gestionar tus servicios creativos.

¿En qué consiste la productización de un servicio?

Consiste en ofrecer servicios “llave en mano”. 

Servicios con una base preconfigurada y con unos precios mínimos desde los que arrancan todos tus trabajos.

Para que lo entiendas mejor veámoslo con un ejemplo.

Eres un diseñador web y ofreces a tus clientes una página web:

  • Desarrollada en WordPress.
  • Diseño de páginas básicas: Inicio, acerca de, contacto, blog, página de servicios o productos.
  • 5 Plugins imprescindibles
  • Sin contenidos (te los debe pasar el cliente)

Qué sucede cuando paquetizas tus servicio creativos:

  • Es más rápido. Ya que con el paso del tiempo tienes todo muy controlado.
  • Sabes el tiempo que necesitarás para el desarrollo del proyecto. Es decir, podrás comunicar al cliente con presión los plazos de entrega.
  • Hay mayor calidad. Poco a poco, mejoras la calidad de lo que ofreces, lo que te posiciona automáticamente como un experto en este servicio.
  • Mejor experiencia para el cliente. Ya que ve más profesionalidad y seguridad en todo lo que le ofreces.
  • Es más sencilla la creación de presupuestos. Ya que sabes lo que cobrar y el precio por el que empiezan todos tus proyectos.
  • Es más sencilla la venta de este servicio. Ya que el cliente tiene muy claro lo que va a comprar.
  • Te posicionas como un experto en tu nicho de mercado.
  • Estableces límites al servicio, además de poder establecer el número de revisiones.
  • Tú y tu cliente sabéis perfectamente cuando algo está fuera del servicio inicial y hay que facturarlo extra.
  • Ahorras mucho tiempo reuniones y conversaciones, ya que todo está claro en el momento de la contratación.
  • Al generar confianza, tienes el control de todo lo que se hace en el proyecto.

No caigas en el error de pensar que al productiva tu servicio estás eliminando la creatividad de tus proyecto.

¡Ni mucho menos!

Al paquetizar un servicio lo que estás haciendo es facilitarte la gestión, el desarrollo, las ventas y el marketing de cada proyecto.

La creatividad debe ser exactamente la misma.

Lo único que estás haciendo es ofrecer una base preestablecida desde la que parten todos tus trabajos, pero a partir de ahí, configurarás y crearás diseños a medida. Totalmente diferentes, unos de otros, y a los que le irás añadiendo las características necesarias para cada cliente. Asegurándote que todos tus proyectos parten siempre desde una base mínima viable.

Productizar tus servicios es la mejor forma de basar nuestros precios en el valor entregado al cliente. Lo cual hace muchísimo más fácil su venta y esto permite aumentar progresivamente, el precio medio por proyecto.

Este sistema de productización de un servicio lo puedes aplicar a cualquier servicio creativo: diseño web, diseño gráfico, copywriting, fotografía, ilustración, diseño 3D, programación, usabilidad, SEO, consultor de marketing,…

Espero que ahora tengas mucho más claro, que si quieres cobrar lo que mereces debes paquetizar tus servicios y NO cobrarlos por hora.

Ahora te toca a ti. ¿Tienes un servicio productizado? Cuéntanos como han mejorado o no, las ventas de tus servicios creativos.


Únete a la conversación