fbpx

¿Por qué el Hacktivismo del Marketing es mejor que el Marketing Tradicional?

Si lo prefieres puedes escuchar este episodio en iTunes, Spreaker, Google Podcast, Castbox o Spotify.

Somos animales de costumbres, por eso cambiar nos resulta tan complicado. Pero en ocasiones, adaptarnos es fundamental para poder progresar y, sobre todo, para corregir errores del pasado.

Frente al Marketing Tradicional (el de toda la vida) estamos nosotros, los Hacktivistas; para hacer las cosas un poco mejor de lo que se han venido haciendo hasta ahora.

¿Por qué digo que son mejores los métodos Hacktivistas?

Comencemos por aclarar cuáles son las técnicas tradicionales del marketing.

Pues muy simple, estás más que cansado de verlas y sufrirlas. Son los spots de televisión, cuñas de radio, campañas de prensa, campañas de exterior, … Son un conjunto de estrategias utilizadas para localizar al público e ir a por él.

Cómo lo hacemos nosotros. ¡Al revés! Todas las acciones que se llevan a cabo están pensadas para que sean ellos quienes te busquen a tí.

En el Marketing Tradicional se paga por conseguir la atención de los clientes. Contratación de vallas, espacios televisivos, espacios en radio, banners, envíos de correos a bases de datos compradas, spam, notas de prensa, …

En el Hacktivismo del Marketing no se paga. Y si pagamos, intentamos que el gasto sea el menor posible. Consiste en compartir conocimientos y conseguir atención mediante la generación de una comunidad, el boca a boca y el envío de información de interés a personas que la han solicitado.

El Marketing Tradicional se caracteriza por ser un tipo de comunicación unidireccional. Esto quiere decir que cuando una marca habla no tienes opción a responder. Vamos, que su palabra va a misa.

El Hacktivismo del Marketing se caracteriza por ser un tipo de comunicación bidireccional. Yo hablo y tú, si quieres, me respondes.

Las prácticas del Marketing Tradicional son muy intrusivas. Por ejemplo, estás viendo una película y te la cortan 5 veces. O una llamada por teléfono de una teleoperadora mientras trabajas. O recibir emails de marcas a las que no le has solicitado ningún tipo de información.

En el Hacktivismo del Marketing nunca debes molestar a un usuario o cliente con información que él no te haya solicitado previamente. Sólo te pones en contacto con él, cuando lo desea y te da su consentimiento.

El Marketing Tradicional requiere un coste muy elevado basado en la repetición a corto plazo.

Por lo contrario, el Hacktivismo del Marketing tiene costes muy bajos, ya que se basa en la creatividad a medio y largo plazo.

En el Marketing Tradicional es muy difícil llegar a fidelizar. Al ser a corto plazo no entablas ningún tipo de relación. Es algo pasajero.

El Hacktivismo del Marketing requiere tiempo. Funciona a medio y largo plazo. No eres mi mejor amigo el primer día, pero con el tiempo podrías serlo. Y esto se traduce en que las conversiones en ventas son muy elevadas por el alto nivel de confianza.

En el Marketing Tradicional es muy difícil segmentar al público ya que suelen utilizar medios masivos. Es igual que matar moscas a cañonazos.

En el Hacktivismo del Marketing es muy sencillo segmentar, ya que ellos te proporcionan información de cuáles son sus intereses. Existen técnicas como el email marketing que te permiten separarlos en grupos y personalizar al máximo los mensajes.

Conclusión

Los tiempos han cambiado y es muy importante que las marcas se adapten a las nuevas técnicas de comunicación. Si una marca no es lo suficientemente flexible para lograrlo, acabará siendo apartada por los consumidores y adelantada por sus competidores.



Únete a la conversación