fbpx
No necesitas ser Mark Zuckerberg para crear una marca digital de éxito

No necesitas ser Mark Zuckerberg para crear una marca digital de éxito

Por definición un unicornio es una fabulosa criatura mitológica. Pero en el mundo del emprendimiento tiene una connotación algo diferente. Un unicorcio es una marca digital valorada en más de mil millones de dólares en su etapa inicial. Algunos ejemplos de unicornios en los últimos años han sido: Facebook, Twitter, Linkedin, Snapchat, Dropbox, Uber, Airbnb, Revolut, …

De todos los miedos que nos acosan a la hora de tomar la decisión de emprender, uno suele destacar por encima de todos “El miedo a no estar a la altura” (si no has leído el post anterior “Cómo fulminar los miedos que no te permiten despedir a tu jefe y crear tu propia marca digital” te lo recomiendo porque entenderás mucho mejor de lo que estoy hablando).

Este complejo de inferioridad suele ser fruto de compararnos continuamente con los mejores.

Seguro que por tu cabeza están pasando frases como:

– Yo solo sé de lo mío.

– No tengo ni idea de marketing o emprendimiento.

– Necesitaré hacer un par de cursos más antes de comenzar.

– En tecnología no estoy muy puesto. No es mi fuerte.

– …

 

Vale. Relájate. Lo que te sucede es completamente normal.

Debes entender que no necesitas ser Mark Zuckerberg para crear una marca digital de éxito.

¿Quieres saber por qué?

Perfecto.

Pero esta vez no me voy a liar mucho explicándote por qué necesitas crear tu propia marca digital. Ni por qué el branding es imprescindible para tu negocio.

Simplemente te diré que una marca digital te ayudará a vender más, más rápido y de forma más rentable.

>> Empecemos por el principio.

En el Hacktivismo del Marketing quiero que la gente entienda que los tiempos han cambiado. El nuevo paradigma digital ha cambiado las reglas del juego. La eficacia de las herramientas clásicas de comunicación es cada vez más escasa y sus estrategias han quedado desfasadas. Esto ofrece grandes oportunidades para aquellos que sepan interpretar y anticipar mejor los cambios.

Me explico.

Con los procesos tradicionales, los proyectos se concebían en una oficina, se hacía un plan de negocios, se buscaba financiación y se lanzaba al mercado.

El resultado solía ser un 10% de éxito. El resto, fracasaban en su primer año de vida.

Por suerte, los métodos han cambiado invirtiendo las estadísticas.

Increíble ¿no?

>> ¿Cómo se consigue esto?

Tu complejo como emprendedor novato se debe a que no paras de compararte con los mejores.

¡Olvídate de los unicornios! Recuerda que son solo animales mitológicos.

Las 5 fases para la creación de una marca digital de éxito

1. Identidad

>> ¿Quién soy? ¿en qué creo? y ¿cómo lo hago?

La identidad de tu marca es un aspecto esencial ya que es lo que diferencia una marca de las demás.

La identidad es el conjunto de valores, creencias y maneras de actuar que definen el comportamiento de tu marca.

Es decir, es todo lo que aspiras que tu marca sea.

Esta identidad estará totalmente influenciada por tu personalidad.

La personalidad de una marca es una proyección de la de su creador.

2. Posicionamiento

>> ¿Dónde estoy ahora?

Uno de los secretos del éxito en el arte de la guerra en conquistar de dentro hacia fuera. Primero conquista un pueblo. Después una ciudad. Después la provincia. Después la región. Y finalmente el país.

Tienes que hacer lo mismo, obviamente llevándotelo a tu terreno.

  • Detecta cuál es tu nicho de mercado.
  • Especialízate al máximo en un sector, en una temática.
  • Resuelve un único problema en este nicho de mercado.
  • Conviértete en el campeón mundial resolviendo un este único problema.
  • Una vez que has conseguido esto, tu marca provocará compras solo por el hecho de que un producto lleve tu marca.
  • Y este es el momento de ir ampliando, poco a poco.

>> ¿A quién me dirijo?

Céntrate en tus clientes ideales.

Seguramente te crees que los tienes bien localizados y sabes todo sobre ellos.

¡Permíteme que lo dude!

Parece evidente, pero muchas veces se comete el error de pensar que mi público objetivo es todo aquel que necesita mi producto o servicio.

Voy a ser muy sincero contigo antes de seguir avanzando. Nadie necesita tu producto o servicio. Productos o servicios como los que ofreces probablemente los hay a patadas en el mercado.

Es imprescindible que tengas súper claro cuál es el público objetivo con el que quieres conectar, para posteriormente convertirlo en cliente.

Si no tienes claro cómo es tu cliente ideal, sus gustos, actitud que muestra ante la vida, sus motivaciones, sus deseos, sus necesidades, …  ¿cómo vas a lograr conectar con él? ¿cómo vas a saber qué contenidos subir a tu web, blog o redes sociales para aportarle valor?

3. Oferta

Una vez que ya sabes a quién te diriges, necesitas saber qué le vas a ofrecer.

Es decir, tener clara tu oferta.

Para no atascarte y poder seguir adelante, debes entender que solamente necesitas un modelo de oferta mínima viable para arrancar.

>> ¿Qué es un modelo de oferta mínima viable?

Lo que NO debes hacer es trabajar durante meses en un megaofertón, y una vez que lo tienes totalmente cerrado, lanzarlo al mercado.

>> ¿Por qué?

Porque tranquilamente puede pasar que el megaofertón no le interese a nadie y tengas que cambiarlo totalmente. Con toda la perdida de tiempo y dinero que esto supone.

>> ¿Cómo debe ser tu oferta?

Tu oferta debe estar a la altura de tus valores e ideas. Debe ser acorde a ellas.

No vendas humo. Sé congruente.

No vendas lo de siempre. Dedica tiempo a pensar en esto.

No copies simplemente lo que otros hacen. Aporta algo nuevo.

Ofrece algo distinto en el producto o servicio, en el tiempo de entrega, en la forma de entrega, …

Ofrece servicios paquetizados. Servicios cerrados. Muy definidos.

Si vendes muchas cosas, simplifica. Quédate con 1 servicio/producto. El mejor que tengas. La solución que más valor aporte al mercado.

Sube los precios. Tranquilo puedes y debes hacerlo. Ofreces solo una cosa, pero muy buena y que aporta mucho valor al mercado.

>> Validación de la oferta

Una vez que ya has lanzado tu oferta mínima viable al mercado, la fase de validación consiste en testar la idea con clientes reales. Con los que ya te han comprado y probado tu oferta.

No consiste en vender a lo loco. Simplemente necesitas saber si la oferta es la adecuada antes de invertir más tiempo y dinero en ella.

Tu labor será ir escuchando los comentarios que te dan los clientes con los que la pones a prueba e ir ajustando y mejorando la oferta.

Y con estas mejoras debes ir aumentando el precio.

Esta es la mejor forma para conseguir un producto lo más exitoso posible, en el menor tiempo y con el mínimo gasto posible.

Ninguna oferta de este mercado es perfecta al 100% en su lanzamiento.

4. Activación

Una vez que ya tienes clara tu identidad, tu posicionamiento, tu oferta y has validado tu oferta con clientes reales, es el momento de montar un sistema que te permita vender tu oferta de forma continuada las 24 horas del día, los 7 días de la semana y los 365 días del año (24*7*365*).

Esta es la maravilla del mundo online.

Podrás estar ganando dinero mientras duermes o mientras te estás tomando una cerveza con unos amigos.

>> ¿Cómo se crea este milagro?

Mediante los famosísimos funnels.

 >>¿Y qué es un funnel?

Para poder entender mejor qué es un funnel, piensa en un embudo. En la parte superior, se encuentran los posibles clientes. Y en la parte inferior, los que ya se han convertido en clientes. Evidentemente, por el camino se han tenido que ir completando pequeñas acciones para alcanzar este objetivo.

5. Visibilidad

Una vez que todo está funcionando de la forma correcta y ya estás ganando dinero, es el momento de dar un paso más.

De dar un salto cualitativo en tu nicho de mercado.

De atraer clientes hacia tu sistema de venta desde cualquier parte del mundo y de forma continuada. 

La idea principal es vender más, sin tener que trabajar más. Es lo que se llama escalabilidad.

Una de las mejores formas que existen en este momento para emprendedores es Facebook ads. Ya que Facebook permite un nivel de segmentación del público que a día de hoy ningún otro medio permite. Además, que los costes son bajos y muy controlables en comparación a otros medios.

Si lo prefieres puedes escuchar este episodio en iTunes, Spreaker, Google Podcast, Castbox o Spotify.

De manera que deja de pensar en unicornios o en crear el próximo Facebook y céntrate en el ahora. Paso a paso. No pienses tan a largo plazo. Necesitas tener algo rápido para testar en el mercado y saber si a tu público le interesa lo que ofreces.

Ahora te toca a ti ¿ya has creado tu propia marca digital? ¿tienes ya un sistema de atracción de clientes 24*7*365*?



Únete a la conversación